Ha llegado el verano… Pero también las rozaduras en los muslos

Ha llegado el verano… Pero también las rozaduras en los muslos

Oficialmente, ha llegado el verano. “¡Yuju!” dirán algunos, pero otros… otros se derriten como cubos de hielo y otros hibernan hasta que vuelva el frío, porque sí, para quien le guste y para quien no, ha llegado el verano y eso quiere decir que ha llegado el solecito para ponernos morenos, días más largos para disfrutar más del día, ha llegado el momento de ir a la playa, a la piscina…

Pero, como ha llegado el verano, ha venido la ola de calor sofocante que no nos deja ni dormir, han llegado los más que odiosos mosquitos que nos dejan unos granos que pican más que el picapica de un chicle boom, han llegado las noches eternas de calor en las que no se te puede acercar ni tu pareja porque, si no, entras en Mordor y te acercas a la lava donde Frodo quema el anillo, y llega el sudor, esa cosa pegajosa que nuestro cuerpo genera y que, en muchas ocasiones, huele peor que un bicho muerto en proceso de descomposición. Leer más