Siempre merece la pena por amor

Siempre merece la pena por amor

Cogidos de la mano. Sonriéndose mutuamente. No les importa el alrededor, lleno de gente absorta por una pantalla sentados en el vagón. Se dan un beso casto y vuelven a mirarse sin soltar sus manos.  Dos personas que llevan unidas seguramente más de 30 años, que siguen enamorados y que habrán pasado miles de historias entre ambos. Un amor que perdura con el paso del tiempo.

Son este tipo de personas, personas mayores que eligen estar siempre con otra persona pase lo que pase los que aún me animan a luchar cada día a contra corriente por seguir manteniendo viva esa chispa que hubo desde el principio. Desde el primer día que te vi. Leer más