La belleza duele, nadie puede negarlo

La belleza duele, nadie puede negarlo

Dicen que cuando nacemos, seamos chicas o chicos, no sentimos atracción hacia el color rosa o hacia el color azul, simplemente nos dejamos llevar. Pero si es así, ¿por qué la sociedad, los medios, los papás y mamás y todos en general se empeñan que, dependiendo de tu sexo, te tienen que gustar determinadas cosas? Nos meten presión desde ya muy pequeños y, aunque muchos no quieran reconocerlo, a las chicas más que a los chicos. Leer más