Sexo, ¿con o sin amor?

El sexo es una parte en la relación igual de importante que la confianza, o eso dicen. Porque el sexo se puede tener tanto con amor como sin él, ¿no es cierto?

Hoy haremos una comparativa, pero también me gustaría contar con vuestra opinión, porque, como ya sabéis, para mi vuestra opinión es lo más importante. Así que, allá vamos.

SEXO SIN AMOR

El sexo sin amor suele ser siempre muy esporádico y se da, sobretodo, en gente joven, aunque siempre hay “excepciones”.

Este tipo de sexo se da en cualquier lugar, un “aquí te pillo, aquí te mato” y después de esto, normalmente, no vuelve haber relación ninguna entre ambas partes.

Muchos se lo toman como un juego: salen, “meten-sacan” y se van a casa felices. Para estas personas el sexo es como un “relajante muscular”, se quitan el estrés acumulado y, “a otra cosa, mariposa”. Picaflores de toda la vida se les suele llamar.

Sin embargo, también hay sexo sin amor pagado, que, aunque parece que hay pocas personas que lo usan, hay bastantes más de las que pensamos. Pero en este caso, al ser una profesión se suelen exigir (en centros especializados, concretamente hablando) más protección e higiene que la que se usa en la calle.

Para muchos este es el mejor sexo, porque es sexo sin prohibiciones ni preocupaciones.

SEXO CON AMOR

Este tipo de sexo se da entre dos personas que han superado la barrera de la confianza, donde existe una relación “consolidada” que, se supone, va a durar un largo tiempo (mínimo un año).

Este sexo muchos lo denominan como un “sexo mágico”, algo que nada puede superar y que no es para nada comparado con la práctica del sexo con un desconocido o, simplemente “follar”.

Hay un sentimiento enorme y los orgasmos no se pueden comparar. Digamos que no se puede explicar con palabras, cada cual lo siente de una forma diferente.

Los que no lo han practicado podrán decir que prefieren un@ cada noche, que mejor variedad y cantidad que calidad. Pero cuando lo prueban cambian automáticamente de opinión.

Este sexo no es “sexo” como tal, a este tipo le llaman “hacer el amor” y la palabra “follar” no tiene espacio.

 

Unas palabras muy sabias por parte de Irene Bedmar Martín, psicóloga y educadora sexual.

“Escucharás hablar de muchas prácticas sexuales: petting, sexo oral, masturbación, coito… Unas te resultarán llamativas, otras te causarán rechazo. Pero hay algo básico que debes saber: tú, y solo tú, eres quien elige cómo disfrutar de tu propia sexualidad (o, dado el caso, llegando a un acuerdo con tu pareja).”

Para los que notan la necesidad en el cuerpo, estos son algunos síntomas cuando estamos falta de “amor” esporádico.

http://mejorconsalud.com/8-senales-que-envia-nuestro-cuerpo-cuando-necesita-sexo/

Hay están las comparaciones, ahora os toca a vosotr@s elegir cuál queréis, pero, por favor, si no queréis sustos y embarazos no deseados, usar protección.

No digáis luego que no sabéis como ha pasado o que ha sido un “accidente” (no te puedes tropezar y caer encima de un pene, lo siento, pero los imposibles aquí si existen).

¿Qué opináis vosotros? Contádmelo, déjame tu comentario.

 

Para vosotros y vosotras, mis parejas perfectamente imperfectas.

¡Comparte Experiencias Emparejadas!

Un pensamiento en “Sexo, ¿con o sin amor?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.