Perder el tiempo, deporte nacional

Hoy quiero contaros algo que ocurre en muchas ocasiones y que muchos vivimos por las mañanas cuando cogemos el metro o renfe, punto de encuentro de muchas personas que se dedican a repartir el periódico gratuito. Y es que, cada día me asombra más cómo la gente puede perder tanto su tiempo.

Para ir a trabajar, como muchos madrileños, utilizo el transporte público. En el momento de entrar en la estación correspondiente de Renfe, he visto una larguísima cola para esperar por un simple donuts que regalaban con el periódico 20 minutos, ¿dónde está la lógica? Por un triste donuts, que si te vas a un supermercado el paquete de 6 te cuesta unos 2€ y algo, la gente prefiere perder segundos de vida…

Un simple dónut va a hacer que 2 de cada 10 trabajadores puedan llegar tarde al trabajo (aplicado también a los estudiantes). Hoy, yo quería simplemente coger el periódico para leer las noticias, suerte que existe Internet y los periódicos digitales, porque si no, yo hubieron sido una más de las que hubieran perdido el tren, y única responsable de perder 20 minutos más esperando al siguiente, qué ironía, ¿verdad? Y encima sabiendo lo mal que funciona el transporte público a ciertas horas, que como pierdas uno, cágate lorito hasta que llega el siguiente…

¿Por qué lo hacemos? El ser humano cada día me sorprende más, no aprovechamos el tiempo, no sabemos amortizarlo y, lo peor de todo, es que lo perdemos de la forma más tonta.

Todos lo sabemos, cuando perdemos el tiempo, esos segundos y minutos no se recuperan nunca, y, encima, siempre hay quien gasta muchísimo tiempo en boberías y luego se queja de que nunca tiene tiempo para nada.

Es triste ver como muchos son los que, en lugar de apreciar el tiempo con las personas que queremos hablando con ellas o jugar con sus niños, están tonteando con el móvil o haciendo cualquier cosa que, realmente, puede esperar, porque, no me cansaré de decirlo, el tiempo vuela y, si no se aprovecha, no se recupera

Es difícil organizarse, lo sé yo y lo sabe mucha más gente. Pero mientras podamos aprovecharlo leyendo, escribiendo, hablando, estando atentos a esas personas que nos importan o haciendo cualquier cosa que tú consideres que es aprovechar tu tiempo, hazlo, porque es lo mejor que podrás hacer.

aprovechar el tiempo

¡Comparte Experiencias Emparejadas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.