Nota a todas las mujeres del mundo

Mujeres del mundo, hay que reconocer que a todas nos gusta que nos traten como la reina más bella del lugar y que nos elogien a cada momento aunque no lo queramos reconocer ante nuestra pareja. Pero, de vez en cuando, hay que pensar que todo eso que recibimos, hay que devolverlo. Siempre se dice “¡no hay quien entienda a los mujeres!” Pero, ¿y a los hombres? ¿Quién les entiende? Porque, aunque parezcan lo más sencillo del mundo, también tienen su aquel, puesto que no todo lo que sueltan por esa boca de machotes es siempre verdad y nunca reconocerán su parte sensible.

Mujeres del mundo pensar

Mujeres del mundo, hay que aprender a conocer a nuestras parejas, puesto que, aunque creamos que le conocemos al detalle, hay que saber que nunca se acaba de conocer a nadie, ni a tu hermano gemelo. Hay que poner más empeño en saber qué es lo que les gusta hacer y pensar en ellos más de una vez. Igual que ellos tienen que entendernos, nosotras también tenemos que hacer el esfuerzo para entenderles y no hacer que la relación gire en torno de la parte femenina.

Vale, hay que reconocerlo, suelen pensar en sexo demasiadas veces al día… Sin embargo ¿alguna de nosotras es tan mojigata que nunca piensa en el sexo y en las ganas locas de pillar por banda al chico que tenemos a nuestro lado para disfrutar los dos de la mejor forma? ¡Pocas quedan que sean tan puritanas en los días en los que estamos y nadie puede resistirse a un buen orgasmo!

Mujeres del mundo el mejor orgasmo

Además, aunque cueste creerlo, no todo es sexo lo que quieren, de vez en cuando también quieren abrazos, palabras bonitas y un poco de atención por parte nuestra. También les gusta que de vez en cuando les pongáis las cosas un poco más fáciles en el momento de hacer algún plan y no dejar que sean adivinos diciendo el tan típico “me da igual“. Que si os pasa algo, ¡decirlo no es complicado! Y hará que se fortalezca la confianza en la relación ya que ellos no siempre pueden meterse en nuestras cabezas para saber qué significa ese “nada” que tanto sale de nuestra boca.

¿Os gusta que os enamoren cada día? ¡A ellos también! Así que dejadles el trono y hacedles felices aunque sea con una sesión patética de chistes malos. Os lo acabaréis pasando bien los dos. Así que mujeres del mundo, si os gusta que os enamoren, dar lo que queréis recibir y mejorar la relación que tenéis. Pero esto no quiere decir que los hombres dejen de hacerlo, sino que hagáis de una relación lo que es: un castillo construido por dos personas y forjado con el amor más sincero e infinito.

¡Comparte Experiencias Emparejadas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.