Las primeras vacaciones

Las primeras vacaciones en una pareja es clave para darse una idea sobre como puede ser la convivencia.

Por mucho que lo creamos, el amor hay veces que no puede con todo, y menos si la pareja, en el momento en que viven juntos durante un corto periodo como son las vacaciones, no congenian.

Hoy traigo la historia  de Michael y Rosalía, una pareja, que después de sus primeras vacaciones, tuvieron que poner normas para su futuro bajo un mismo techo.

Las primeras vacaciones de Michael y Rosalía.

Vacaciones paradisiacas

Después de cuatro años juntos, decidimos planear nuestras primeras vacaciones en pareja.

Los dos estábamos entusiasmados y todos los preparativos estaban al detalle: el sitio perfecto, el hotel, el clima… Todo absolutamente maravilloso.

Cuando llegamos al lugar, era algo que se salía de nuestra imaginación. Por una vez, la realidad superaba la ficción. Aguas cristalinas, el ambiente justo sin alboroto de mucha gente, arenas finas y blanquecinas. Todo digno de un buen póster para el viajero fanático.

Nuestras vacaciones iban a durar un total de quince días.

Durante los primeros tres días todo iba más que bien, disfrutábamos de la compañía mutua y hablábamos, como siempre, de todo.

Pero a partir del cuarto día, empezamos a tener los primeros problemas.

No nos poníamos de acuerdo para recoger, lo de entrar al baño era imposible, había veces que, cuando a uno le apetecía hacer una cosa, el otro quería lo contrario… En fin, no había forma de ponerse de acuerdo.

Estuvimos tres días de morros en nuestras propias vacaciones. No no lo podíamos creer.

Fue entonces cuando nos sentamos a hablar seriamente los dos y pusimos nuestros límites sobre la mesa.

 


(Rosalía): Necesito mi tiempo para estar en el baño y arreglarme.

(Michael): A mi me gusta dormir hasta tarde, y más en vacaciones.


 

Una vez que expusimos el uno al otro cada una de sus inquietudes y necesidades, fue cuando empezamos a disfrutar lo poco que nos quedaba.

A partir de entonces, no hubo discusiones ni malas formas. Disfrutábamos el uno del otro mejor que nunca y decidimos guardar todas esas inquietudes para cuando nos fuéramos a vivir juntos en un futuro.

Y así fue, a los tres años nos independizamos y superamos todas nuestras diferencias, y así seguimos actualmente, conociéndonos y superando los retos que nos pone la convivencia.

La pareja aconseja…

No os penséis que conocéis a vuestra pareja, por mucho tiempo que llevéis juntos, siempre encontraréis algo nuevo que le guste o que le incomode.

Aunque parezca innecesario, los límites no son malos, siempre y cuando ayuden a la relación a hacerse más fuerte.

 

 

Como podéis ver, los problemas vienen cuando menos te lo esperas. Pero hay una y mil formas de superarlos y la historia de esta pareja es una prueba más.

Ademas, si estáis planeando una salida romántica, echar mano de los consejos y para elegir el sitio os recomiendo un buen blog que hace poco hizo una entrada sobre las ciudades más románticas: Wanderlust and Fashion

Un saludo para todos vosotros y vosotras y si os gustó, ¡no dudéis en compartir!

¡Comparte Experiencias Emparejadas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.