¿Existen las relaciones perfectas?

Hay que ser muy claros,las relaciones perfectas no existen, pero si existen las relaciones en la que dos personas se aman por encima de todo y que recurren día a día a sorprenderse mutuamente para tener, no una relación perfecta, si no una relación feliz donde dos personas se cuidan la una a la otra y hacen lo imposible para sacarle una sonrisa a diario y escuchar la risa más bonita en el momento más inesperado.

Sorprender a la persona que queremos no debe ser algo que hagamos por obligación o solo en días especiales. A todos nos gusta que nos sorprendan, y más si esas sorpresas vienen con todo el cariño incluido de la persona que ante vuestros ojos es el amor que queréis por siempre al lado. Porque no siempre tienen que ser regalos caros que van a estar en un cajón durante prácticamente toda su vida, las sorpresas más bonitas son esas palabras dulces al despertarnos, esos besos robados, esos momentos de locura y visitas a lugares que sólo vosotros dos entendéis.

Una canción, una palabra, una caricia… Son cosas que parecen insignificantes y que a la vez  lo son todo.

las relaciones perfectas no existenEl amor no se forja a través de lo material, crece con cada segundo de felicidad y con la solución de problemas a los que cada día os enfrentáis. Que todos sabemos que una relación no es todo color de rosa y que las relaciones perfectas que creemos ver por las calles de la ciudad suelen ser las que más problemas tienen y resuelven para seguir juntos contra el mundo.

Seguro que pensáis que una relación perfecta entre dos personas empezó con risas y tonteo superficial, pero muchas de las relaciones que creéis perfectas, posiblemente empezaron con la pelea más desagradable para luego pedirse perdón mutuamente y entablar una conversación llena de sentimientos expuestos.

No tengáis una relación perfecta, crear una relación llena de sentimientos, tanto buenos como malos. Una relación basada en la confianza plena es la forma de llegar a tener una relación feliz.

Las relaciones perfectas no son para siempre, las felices si.

¡Comparte Experiencias Emparejadas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.