El intercambio de pareja, un tema complicado.

 

El intercambio de parejas es un tema del que pocas personas hablan cuando están en una relación porque se trata casi como un tema tabú para aquellas relaciones que son más que cerradas de mente.

Pero cuando una persona que es soltera durante muchos años y ha tenido una alta actividad sexual durante su soltería, es complicado estar de lleno en una relación siendo fiel al cien por cien, porque las tentaciones siempre están ahí y el que no tiene fuerza de voluntad no consigue nada. O en el caso de una pareja que llevan muchos años juntos que quieren probar algo nuevo para salir de la rutina, que ya es aburrida, y puede hacer que la relación se arruine.

Es en casos como los anteriores es cuando la gente se plantea la experiencia del intercambio de pareja.

El intercambio de pareja en la Micronesia

En algunas islas de la Micronesia, se hacen cada noche este tipo de intercambio de pareja pero de una forma muy diferente de como se hace aquí.

Tanto solteros como casados, salen con una especie de palo de madera a la calle, cada uno de esos objetos son de un tamaño distinto, y lo ponen en la casa en la que se encuentra la mujer elegida, sea ésta soltera o casada. En este caso la decisión de practicar el intercambio depende de la mujer, ya que si les gusta o no el palo abren la puerta o no.

¿Seríamos nosotros capaces de eso? El intercambio de pareja en Occidente.

El sexo sigue siendo un tema tabú y el intercambio de parejas es casi inmencionable porque te pueden calificar de miles formas y ninguna buena. Ya te puedes imaginar la cantidad de calificativos que saca la gente para desprestigiar a la persona más elegante solo por un acto que, en realidad, no le incumbe a nadie.

Además, cuando decidimos hacer un intercambio de pareja, no hay que hacerlo a la ligera. Esta es una decisión importante en la que formáis parte de ello ambas partes en la relación. No puede ser que uno quiera y el otro no y por eso uno lo hace por libre. Ante todo, si queremos a nuestra pareja, tenemos que tener respeto hacia ella y aguantarnos por amor.

Si una relación no está lo suficientemente consolidada, mejor no recurrir al intercambio de parejas, ya que esto puede ocasionar, como ya ha ocurrido en otras muchas ocasiones, una ruptura inmediata de la relación por una insuficiencia de confianza o por ataques de celos.

En la cultura Occidental, a pesar de la clara crítica a la religión musulmana y el trato hacia la mujer, sigue siendo todo “sota, caballo y rey” y “esto es mío y no se toca”.

Hay que reunir mucho valor para hablar libremente de esto con nuestra pareja y proponerle un intercambio para poder experimentar más el ámbito de la sexualidad y que no parezca que estás aburrido de la misma persona y que, por encima de todo, ésta no se lo tome mal, porque puedes estar provocando la ruptura de la relación.

Un intercambio de pareja no es una forma de superar un obstáculo o problema que se nos presente ante la relación, porque si hay un problema, con esto lo aumentarás.

¿Que NO puede haber en un intercambio de pareja?

Lo que siempre hay que evitar en estas situaciones son los celos y las inseguridades. No se echa nada en cara de lo que haya podido pasar o haya sucedido, y la mente tiene que estar completamente clara y no tener ningún tipo de pensamiento irracional.

Cada cual es dueño de los deseos que quiere cumplir y tener bajo control cada uno de ellos. De esa forma, disfrutaremos ampliamente del intercambio de pareja.

Cuando hacemos un intercambio, hay que dejar fuera los remordimientos. Hay que disfrutarlo y confiar en la pareja, ya que ambos estáis disfrutando de una experiencia sexual plena en la que hay un consentimiento pleno y no existe la infidelidad.

Cuando hacemos un intercambio, aprendemos cosas nuevas que podremos practicar después con nuestra pareja.

Y, principalmente, una vez probado esta nueva experiencia sexual, dejaremos de pensar en el típico “que pasaría si…” Porque ya habremos probado algo que puede que nos guste o puede que haga que nos demos cuenta de lo que realmente tenemos.

Y tú, ¿te animarías a hacer un intercambio de pareja?

 

¡Comparte Experiencias Emparejadas!

Un pensamiento en “El intercambio de pareja, un tema complicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.