El deporte en pareja como alternativa para la pereza

Llega la primavera y con ella empieza la operación bikini, esa que deberíamos hacer durante todo el año pero que siempre la empezamos cuando creemos que se nos hecha el tiempo encima.

Y es que lo de hacer deporte a muchos se nos hace aburrido o, directamente, somos perezosos.

Pero si te vas a poner a hacer deporte, lo mejor es hacerlo en compañía, y que mejor compañía que la de tu pareja. Porque hacer ejercicio en pareja tiene más beneficios de lo que crees.

Los beneficios de hacer ejercicio con tu pareja.

Según los especialistas del deporte, al practicar juntos el ejercicio mantendréis el cuerpo en forma y liberareis endorfinas que ayudan a combatir el dolor, favorecen el bienestar y generan placer.

La vida diaria, se vuelve aburrida con el paso del tiempo y esto conlleva a una necesidad de estar fuera de casa. Por eso, cuando vamos al gimnasio o salimos a hacer algún deporte al aire libre, nos da la oportunidad de entablar una nueva forma de compartir momentos con nuestra pareja y en espacios diferentes a los habituales, hablar de cualquier tema y crear una relación más sana.

Pero siempre se recomienda conocer cuales son las actividades que le gusta hacer a nuestra pareja y cuál es el horario que va bien a los dos para compartir ese tiempo juntos.

Además (esto les va a gustar a ellas) se ha demostrado que al hacer deporte en pareja se pierde un tercio de peso más rápidamente que si lo hicieran solas.

Hacer deporte en pareja para no aburrirse.

Al ser dos en lugar de uno, os podéis animar el uno al otro, por lo que podéis contar con un punto extra a la hora de conseguir una superación propia y no quedaros estancados.

También podéis competir. La competición hace que suba la adrenalina por saber quien va a ser mejor y siempre podéis apostaros premios para convertirlo en algo más interesante. ¿Un masaje de pies, tal vez? Nunca viene mal.

Si os cuesta hacer algún ejercicio, es el momento de pedir un poquito de ayuda y no tener que parar por el no poder hacerlo.

Además de beneficiaros con el ejercicio físico, rompéis la rutina, algo que si se da en la pareja puede ser incluso agobiante para ambas partes. Algo no muy recomendable.

Sobre todo, tomároslo como un hobby incorporándolo como parte de cosas que hagáis en el día a día y así no habrá escusas para practicarlo, porque será una cosa más que hacer en tu vida diaria.

Que no os venza la pereza, si a uno no le apetece un día haz que sea interesante que lo haga. Prometer hacer algo después que os interese a ambos será la solución.

Y lo mejor de hacer deporte con tu pareja, es que ambos liberáis estrés y se acabaron las discusiones. Disfrutaréis de vuestra compañía sin ninguna discusión e incluso haréis más bromas entre los dos. Además, hacer deporte hace que nos suba la autoestima, por lo que nuestra confianza en nosotros mismos crecerá y nuestra actividad sexual puede verse incrementada al vernos más sexys y querer mostrárselo sin ningún complejo a nuestro compañero o compañera sentimental.

¡Así que a quitarse la pereza de encima, eliminemos los michelines y los complejos y a disfrutar de nuestra nueva vida deportiva junto a nuestra pareja para sentirnos mejor con nosotros mismos!

 

¡Comparte Experiencias Emparejadas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.