Carpe Diem: VIVE EL MOMENTO

Carpe diem o Hakuna Matata, como aprendimos muchos de nosotros con esa fantástica pareja tan inusual. Estos dos dichos, de dos simples palabras, dicen mucho, y más de uno de nosotros deberíamos grabárnoslo en la memoria y llevarlo acabo para disfrutar del momento y no perdernos nada.Vivir el momento es algo que mucho de nosotros no hacemos y que deberíamos de hacer, pues el ahora es el único que vale. El ayer ya pasó y el mañana es intangible, pues a cada minuto que pasa ya es pasado y nunca llegamos al futuro.

Si nos quedamos atrapados en el pasado, éste siempre vendrá a buscarnos y puede atormentarnos con experiencias que ya pasaron sin dejar que podamos vivir el momento en el que estamos. Y el futuro, por muchos planes que hagamos, siempre lo vivimos diferente a como lo hemos planeado, pues todo lo que ocurre a nuestro alrededor, muchas veces nos condiciona y produce cambios en lo que ya teníamos planeado, ¿o no?

carpe diem

¿Cuántas veces has planeado un viaje y lo has tenido que cancelar o posponer? ¿Cuaáto tiempo pasas divagando por algo que ocurrió hace días, meses e incluso años y, por culpa de eso, no has disfrutado de un día de sol y un paseo por la zona?
Seguro que más de una vez.

Aunque pensemos que no, cada segundo de nuestra vida es importante y disfrutar de cada uno de esas unidades de medida de tiempo que parecen tan pequeñas es lo mejor que podemos hacer. Así que vive, sonríe, enfádate menos y perdona más, porque nunca sabes que va a ocurrir el siguiente segundo.

Sonríele a la vida y piensa que de cada cosa que te ocurre, puedes sacar cosas positivas para aprender de ellas, tanto si es bueno como si es malo. Porque hasta de la peor cosa que te puede ocurrir puedes aprender y por eso es importante estar en el momento presente.

Porque en el momento en el que te despistes, te puedes perder uno de los momentos más bonitos e irrepetibles.

¡Comparte Experiencias Emparejadas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.